Una master class es básicamente una clase impartida por un profesional dentro del ámbito en el que se desarrolla. El objetivo es que todos puedan aprender y tener  retroalimentación para así lograr el mejor resultado posible. 

Dependiendo del tema, si la clase es teórica o académica, los materiales que necesitarás son diferentes. Pero lo que si es esencial es una computadora. Puedes pedir a los asistentes que lleven su propia laptop; pero puede pasar que, al tener acceso a sus redes sociales, lleguen a distraerse. En tal caso, lo mejor es rentar las computadoras especialmente para la ocasión; así solo tendrán lo necesario para concentrarse en aprender.

Si estás por ofrecer una masterclass pero no sabes por dónde empezar, aquí te daremos unos prácticos consejos para que estés listo: 

1.- Ensaya

Siempre es importante saber cómo te expresas ante un público, incluyendo tono de voz, lenguaje, gesticulación, entre otros aspectos. Ensayar frente al espejo es una gran forma de encontrar aspectos que quizás estén de más. Incluso puedes hacerlo con la ropa que vas a utilizar ese día junto con tus herramientas de apoyo.

2.- Conoce a tu público

Conocer a tu público te ayuda para saber el rumbo que llevará tu clase. No es viable hablar formalmente durante una hora seguida a un  grupo de adolescentes o conversar de manera coloquial con un conjunto de empresarios. El paso siguiente será adaptar nuestro contenido para que sea lo más digerible posible.

3.- Amenidad

No importa para quién sea la clase, intenta que sea lo más amena y didáctica de forma que tengas a tu público atento en todo momento. Existen opciones, como realizar preguntas a lo largo de la clase, actividades en equipo, Q & A, que compartan experiencias relacionadas a lo que se habla, entre otras cosas. 

4.- Aspectos técnicos

Antes de la fecha, te sugerimos hacer una lista con tus requerimientos técnicos, utilería que va desde un proyector, micrófono y extensiones; una silla cómoda, pizarrón; hojas y plumas para los asistentes; una mesa con café, agua y galletas, por mencionar lo básico . Recuerda que cualquier detalle de los anteriores, puede marcar una gran diferencia para bien en tu clase magistral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *